sábado, 20 de diciembre de 2008

EL MUNDO SE DERRAMA SIN NINGUNA SOLUCIÓN.


Aquel muro blanco como esa luna cae sin valor,
porque esa noche domina su futura esperanza.
Cae, preguntàndose algo. Su tiempo:
lo lleva como en el breve viaje que hacen las hojas,
más sin silencio y ruido. El mundo se derrama.

El ciprés nace sobre el hielo, mientras el dicho se cumple.
Como sapo que no salta o como estrella sin cielo,
o lo que es más importante: como bosque sin felicidad.
Daría a ésto final. Mas el Perito Moreno cae, encerrándome.

Éstas máquinas me cortan la memoria. Como los tesoros egipcios,
mi imágen, también desapareció. La noche se viene oscura.
Las estrellas amarillas traen la brisa que hace cosquillas, a un futuro ideal.


Juan Cruz Bordoy,

1 comentario:

sandra dijo...

Tienes el don es describir y transformar en fraces a la misma naturaleza, y lo que es interesante aqui es que no te olvidas de los detalles, muy bueno tu poema describes muy bien el glacial Perito Moreno.
sandra