domingo, 25 de enero de 2009

LA JUSTICIA.


LA JUSTICIA.

(22/1/2009)

Tus ojos son unos rumores que estremecen.
Te pierdes por esta patria
que cae en una escalera infinita.
La enredadera de mentiras se va pecando
mientras la verdad encuentra su falsa esencia
en la que tal vez siempre exista.

Me miras con las alas quebradas.
Tu pupila brilla en aquel pobre
con una sonrisa escondida.
La luna te tejió un manto de oro.
Tú, amiga, haz que esos espíritus brinquen
con mi luminoso corazón.

La injusticia te atrapó. Te atrapó en un mundo irracional,
porque no tienes ojos para ver a aquellos, sufriendo.
Eres ciega. ¿Tal vez algún día te equilibrarás?
Espero que los justos encuentren al fin
un sol que florezca en su sonrisa.

Juan Cruz Bordoy.

3 comentarios:

Laura Gómez Recas dijo...

Juan, te acabo de descubrir. Eres un poeta, así, con toda la rotundidad que la palabra poeta lleva inmersa entre sus letras, en cada fonema... No es fácil hacer lo que tú haces con la edad que tú tienes. La poesía, Juan, forma parte de ti. Es un poema maravilloso que te invita a leerlo una y otra vez, que conduce a la reflexión.
He llegado a ti a través del blog de Batania. Tengo una hija con 12 años. Estoy segura de que le encantará leerte.
Un beso, de poeta a poeta, con toda mi admiración.
Laura

victor vergara dijo...

Hola Juan.
Tu poesía sigue creciendo de una forma muy bella.
La justicia parece que muchas veces es ciega. Pero no te preocupes, todo está siempre en las manos de Dios.

Hay pasajes en este poema que son muy bellos. Sobre todo, los 4 versos iniciales:
...........................................
Tus ojos son unos rumores que estremecen.
Te pierdes por esta patria
que cae en una escalera infinita.
La enredadera de mentiras se va pecando

...........................................

Te envío un beso y un abrazo desde (Sevilla)Andalucía.

Juan Carrizo dijo...

Juan tocayo tienes un concepto muy claro sobre la justicia,sabes que está deteriorada en todas partes del mundo,pero como comentó alguién recién.la que no falla es la justicia de Dios él ha su debido tiempo arreglara todo el extravío que hizo satanas con la humanidad