jueves, 3 de septiembre de 2009

NIÑO ESCRITOR



Amigo Juan Cruz:

Tu poema me ha gustado, noto que vas subiendo la calidad de tus poemas, y me alegro mucho de ello.

RAFAEL CALLE.


LA INOCENCIA


Me gustaría volver a aquella etapa
donde la vida era un laberinto ,
lleno de curiosidad.



Cuando crecieron plantas
que te miraban,
hasta enterrarte en el olvido.



Donde todas las mañanas
eran felicidad, y otros sentimientos,
que me ilustraban sueños de fantasía.



Yo era aquel
quien tocaba con su insaciable mano,
que estaba acompañada siempre por una duda.



¡ Eran Los años!
Que temían esconderse. Hasta que lo hacían,
y nacía de la mano su hermano.



Tiempo: ¿Tú has visto la inocencia?
- La vi pasar y corría apurada,
buscando respuestas a las cuestiones -



Ésta me hacía preguntas, pero ya no saltaba ni corría.
Le inquirí sobre qué le pasaba, y ella me dijo:
– Estoy envejeciendo -

Juan Cruz Bordoy.

Agradezco a la EDITORIAL ALAIRE por haber calificado ésta poesía con estrella roja(OBRA EXCELENTE).Es para mí un gran honor.
Juan Cruz Bordoy.
_________________

2 comentarios:

Juan Carrizo dijo...

¡¡¡Brillante!! Juan lo compartí con mi esposa que tambien le agradó muchísimo gracias gran poeta

María de la Cruz Díaz dijo...

Hola, te recuerdo, yo recién entraba a Alaire y hubo un ímpace porque se dudaba que alguien tan chico escribiera como alguien tan grande, y yo me sentía orgullosa sin conocerte por ser de este sur maravilloso de América, y ser niño, como algunas vez lo fuí y como lo van dejando de ser mis hijos...La madurez del lenguaje no es tremendamente asombrosa, creo que cuando en un hogar se emplea con naturalidad, cuando desde pequeños se guía a la lectura no forzada, todo es posible, porque un niño tiene la capacidad de la imaginación pura.
Sin ir lejos, el poeta es un niño grande...
Te dejo un abrazo tan enorme como el talento que posees y un besito bendecido.

Maricruz Díaz
Lima Perú