domingo, 21 de junio de 2009

Jaulas Partidas.


La comodidad asalta a la selva
en una celda de huracanes endemoniados
que ayudan a las sierras eléctricas a morder.
La tristeza cae sobre una penumbra
que tiene pobreza de paisajes,
los cuales la pintaban.

Éste es un lugar
donde se pasean los buenos días
huérfanos de felicidad.
La venganza se une a la tormenta
que ahora está oscura,
de males y cadenas.

Los granizos destrozan a la vida
con bombas elaboradas por el calor
que con su manto cubre el mundo.
Los volcanes atormentan a los animales
con su lava traicionera,
que se ríe con sonrisas malignas.

Tus ojos se exaltan en un futuro ideal.
Con cuerpo de fortaleza,
para observarme.
Yo entiendo tu desesperada obsesión;
porque sé que el hombre en conveniencia,
quiebra la naturaleza.

Juan Cruz Bordoy.
Me encanta ir a las escuelas que me invitan a contar cuentos,y recitar mis poesías.La foto me muestra en la Escuela Normal Superior de San Pedro, donde los niños de 4to., 5to., y 6to.,así como los maestros y su bibliotecaria María Inés, me recibieron con mucho afecto.
No los olvidaré.
Un beso grande para todos.

4 comentarios:

Enrique Sabaté dijo...

Tienes razón es el ser humano quien con sus actos está atacando a la naturaleza; tiene que ver mucho con el número y el derroche.

Bien por tu poema.

Saludos.

Rosalia Linde dijo...

Me gustan mucho las imágenes que empleas y lo que dices es cierto. No existe la justicia en este mundo. Un besazo.

Kostas Kamaki dijo...

"Este es un lugar
donde se pasean los buenos días,
huérfanos de felicidad...",
la descripción exactas de lo que son, normalmente las escuelas: lugares huérfanos de felicidad...
Saludos, amigo, Juan.

Kostas Kamaki dijo...

"Éste es un lugar
donde se pasean los buenos días,
huérfanos de felicidad...!",
descripción exacta de lo que son las escuelas, los colegios: jaulas partidas..., ¿o no, Juan?.
Saludos.