sábado, 1 de agosto de 2009

NIÑO POETA.


INEXISTENCIA.

Adormece ya
la esperanza de mi vida.
Soy final.
Me estremecería en la pasión al cielo.

Veo mi carne armado yo,
de dolor y sufrimiento.
Exhausto de engaños.
Un suspiro me corre.

Aquel era un recuerdo blanco,
radiante de tristeza.
Cuando apareció la justicia
que ahora no vive.

Nada existe.
Arrollado por la pena.
Sobrevivo en mis últimos pasos,
agonizantes.

El recuerdo marchó.
Yo siento
y veo el fuego
que me escupe en las estrellas.

Soy la nada.
La palabra final
no es suficiente.
Me convierto en estatua por siempre.

Juan Cruz Bordoy.

3 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Siempre me sorprendes, Juan.

Muchos besos y felices vacaciones.

MArian

kprucita red dijo...

hola soy kprucita de escribe ya me encanto todo lo que haces tambien soy de buenos aires te pondre como sitios amigos de mis blogs para difundir tu blog el cual me encanto mucho.... felicitaciones ... !!! kp

Alvaro Peña dijo...

Felicitaciones!!! Increible tus poemas!!!
tienes mucha razon de lo que dices!!!